Datos personales

Mi foto
Spain
Un tipo que le da a la vida el toque de humor imprescindible para vivirla.

miércoles, 20 de marzo de 2013

LA IMPORTANCIA DE UNA FOTO

Seguramente Usted, como ser humano moderno, de nuestros días, que le gusta estar informado, que le gusta no quedarse obsoleto, habrá comprobado la gran importancia de las redes sociales.
Su uso se ha vuelto imprescindibles no solo en el ámbito social, si no también (¡y de qué manera!) en el laboral.

El motivo de mi entrada viene a referirse a este último e importante ámbito laboral. Apuntado y miembro de varias redes sociales profesionales realice "un estudio de campo" sin querer proponerlo.

Estudio que paso a relatar según se produjo:
Actualizando mi perfil, examino mi foto y compruebo que, por más que el cerebro me quiera engañar, los años pasan. Y, aunque tengo el espíritu joven e intacto desde siempre, también la realidad es la que es. En 2004 ( año de la foto de abajo) tenía, entre otras cosas, el pelo más oscuro, menos ojeras...y no sigo para no deprimirme.
Visto esto decido que es tiempo de cambiar de foto y ser sincero con los posibles "visitadores" de mi perfil.

Por mi espíritu joven y luchador, añadido a que mi ámbito de trabajo es el mundo del deporte, otro más que mi vicio es el running. Y, porque no decirlo, en mi familia todos escapan de llevar la cámara de fotos ( será por el peso) al final acabas tu, portador de la cámara, haciendo las fotos. Por consiguiente, nunca apareces.
Todo ello contribuyó a que la única foto que tenía disponible, el día del cambio de perfil, era en chandal, sin afeitar y de descanso.
No me pareció mala idea porque era de 2013, actual por consiguiente, que era el motivo del cambio.


He de añadir un dato importante a este "estudio de campo":
Perfil con foto del 2004: Era normal que, con cierta frecuencia, departamentos de RRHH o empresas se pusieran en contacto conmigo. Varios de estos contactos era para participar en procesos de selección o, incluso, directamente ofrecerme una propuesta de empleo.
Perfil con foto en chandal: Nadie se puso en contacto conmigo, nadie me mandaba emails... ¿Qué había pasado? Mi CV era el mismo. Mis conocimientos, mis habilidades, mi experiencia...era la misma. Yo, como profesional de Retail, sigo teniendo mi nombre y mi prestigio. ¿Qué había ocurrido?

Obviamente, 2+2 son 4.Y sabía que solo había un motivo: lo único que había cambiado era "mi cara de presentación".

Le dí vueltas al asunto porque quería estar seguro, decidí que en el próximo evento que debiera asistir con traje me haría una foto.
El evento tardó ( no me pareció necesario desempolvar mis mejores galas para solo una foto) y durante este periodo seguía sin recibir proposiciones, correos, llamadas...
Llegado el evento en forma de boda de un amigo y consiguiendo que el portador de la cámara no fuera "el" si no "la" portadora, mi maravillosa mujer realizó la foto.
Foto que puse recortada en mi perfil de esas redes profesionales.

Ustedes, ya se imaginan el resultado: las llamadas volvieron, los emails, las convocatorias para procesos de selección...

Lo que les narro, a pesar de intentar hacerles un relato ameno, es más serio de lo que parece.
Entiendo que cuando alguien entrega un CV lo hace con toda esperanza de que sirva para que se fijen en él y que, por ese CV, le llamen para una entrevista.
El CV es el primer paso, es la llave de entrada. Sea un CV físico (entrega en mano) o virtual (a través de algún método o forma on line, llámese redes sociales o paginas de búsqueda de empleo).
Por mis manos, desgraciadamente por la situación económica que vivimos, pasan cientos de CVs semanalmente (y no trabajo en el departamento de RRHH) que no solo vienen con la foto incorrecta. Hay CVs escritos a mano,otros con tachones o sin foto, con fechas erróneas, con datos falsos, fotocopias, rotos...

Hay que dar importancia a todos los detalles, debemos ser profesionales desde antes de entrar en un empresa, debemos ser profesionales en nuestra propia vida y darnos cuenta que todas nuestras acciones, nuestros gestos, demuestran como somos. Un CV desordenado, sucio y sin calidad es señal que su creador es desordenado, sucio y no aportará calidad a nuestra empresa o negocio.
Un Cv sin foto nos puede dar la imagen de que es alguien que no quiere dar la cara.
Y, es cierto, cuando alguien que se presenta (y representa a si mismo) en chandal, sin afeitar, en actitud de estar de vacaciones...es normal que nadie le proponga para un nuevo trabajo.















13 comentarios:

La Gazza Ladra dijo...

Hola.
Siento estar en desacuerdo contigo.
Pese a que es la más absoluta realidad, me parece demasiado arcáico, retrógrado y, si me permites, ignorante lo que hacen las empresas hoy día.
La triste y penosa realidad manda en esta sociedad capitalista del "tanto tienes, tanto vales", o lo que es lo mismo, "así te ves, así eres"; ese tipo de "filosofía" nos ha llevado a donde estamos: incompetentes con traje y corbata al frente de las empresas -y del país- "forrándose" a costa de los que "llevan chandal".
Sé que la cantidad de CV que llegan a las empresas es inmenso, y que debe ser extremadamente tedioso hacer una selección "justa", pero en este país de pandereta, vino y toros, siempre ha sido así: "amiguismo", "enchufismo", y "aspecto". Por lo que cuentas (que es la realidad), la sección de RRHH debe tener muy pocas ganas de trabajar...

Repito: así nos va.

Si desde la baja sociedad -ya que desde los altos estamentos es imposible, va contra sus "principios", se hiciera un pequeño esfuerzo por una verdadera integración social y dejásemos de estar pendientes de la maldita imágen, otro gallo nos cantaría... ¿Qué le puede importar a nadie cómo luzco en una simple fotografía?... Examine usted mi CV y si cree que soy apto para el trabajo, entonces concierte una entrevista y ya me verá la cara -y yo tendré tiempo de "prepararme" para "engañar", que parece ser de lo que se trata-.
En fin... siento haber soltado esta perorata propia de un desubicado social con notados tintes izquierdistas, pero me sigo negando a doblegarme ante tamaña injusticia; sería como oponerme al sabio refranero español ("...no juzgues a un libro por su portada..."), y eso, querido amigo, sí que diría mucho de mi, y sin necesidad de una foto en chandal...

Salud!

Ligia dijo...

Es verdad que es triste que te cataloguen por lo que aparentas en una foto y ni siquiera se preocupen de leer el currículo verdadero y, sobre todo de comprobar que sea verdadero, porque el papel aguanta lo que sea. Es triste y como dice La Gazza, ninguna empresa que se precie debería llevarse por lo que ven en la foto, pues de todos es sabido que nos gusta quedar bien en todas ellas, aunque no sea lo usual ponerse después el traje de fiesta para cada día.
Pero, así es la cosa y la realidad del ser humano. De todas formas, te diré que estás tan guapo con chándal como con chaqueta y corbata. La sonrisa es lo que importa. Abrazos

angel lago villar dijo...

Querida Gazza:

Tu lo has dicho: esa es la realidad.

El mundo, como bien sabes, no es ideal, ni siquiera es perfecto.

Además, tienes que reconocer, que las empresas tiene la libertad para contratar a quien quieran y de hacer los procesos o cribas que consideren oportunos.
Es como, ponte en esta situación, para elegir novio o novia tuviéramos que dar oportunidades a todos o todas para ser justo.
¿Verdad qué no sería lo más conveniente?

Todos, incluso tu, tenemos un filtro, esta claro que los señores de traje no son tu ideal y aplicas la misma "injusticia" que ellos aplican a los de chandal.

Mi entrada, solo pretende ser una ayuda. Prefiero crear que destruir.
Una ayuda para que la gente utilice todo lo que le puede servir para conseguir trabajo. Una pieza importante es la foto. Como dice el sabio refranero español: "Una imagen vale más que mil palabras"

Finalmente, agradecerte la sinceridad en tu comentario.

Un saludo.

angel lago villar dijo...

Querida Ligia:

Primero, muchas gracias por la parte que me toca :)

Segundo, es la primera vez que no eres la primera en comentarme, Gazza ha estado rápido.

Tercero: lo dicho, esas son las reglas, puedes adaptarte o no; quererlas o no, estar de acuerdo o no... pero tu decides.
Lógicamente si estás interesado en algo debes aceptarlas. Es triste pero de Ideales no se come.

Un abrazo enorme, que poco tiempo tengo para el blog, pero es un gustazo leerte y ver que siempre estás ahí.

Alberto Blàzquez dijo...

Apreciado Ángel. Interesante post que nos lleva a reflexionar y que se encuentra en línea con artículo que publicamos en Body Life titulado "Cuando el talento no es cuestión de físico".
El ser humano comunica constante. Sus acciones, silencios, gestos, etc. ofrecen destellos de la personalidad. El reto es nuestros días es la coherencia de lo que pensamos, sentimos y hacemos. La vista ineludiblemente es la vía de entrada de información y si una foto es la primera pista sobre mi ACTITUD, ésta debería cuidarse.
Conocer a una persona en su plenitud, requiere tiempo y a veces no se dispone de suficiente para su valoración. De ahí que una simple foto puede ser en algunos casos el elemento más importante como primer paso hacia el objetivo de que "me conozcan".
Enhorabuena Ángel por invertir tu valioso tiempo en este sencillo "experimento", para basar tu post. Agradecido por favorecer la reflexión.
Saludos

Alberto Blàzquez dijo...

Apreciado Ángel. Interesante post que nos lleva a reflexionar y que se encuentra en línea con un artículo que publicamos en la Revista Body Life titulado "Cuando el talento no es cuestión de físico".
El ser humano comunica constantemente. Sus acciones, silencios, gestos, etc. ofrecen destellos de la personalidad. El reto en nuestros días es la coherencia entre lo que pensamos, sentimos y hacemos. La vista, ineludiblemente es la vía de entrada de información y si una foto es la primera pista sobre mi ACTITUD, ésta debería cuidarse.
Conocer a una persona en su plenitud, requiere tiempo y a veces no se dispone de suficiente para su valoración. De ahí que una simple foto puede ser en algunos casos el elemento más importante como primer paso hacia el objetivo de que "me conozcan".
Enhorabuena Ángel por invertir tu valioso tiempo en este sencillo "experimento", para basar tu post. Agradecido por favorecer la reflexión.
Saludos

angel lago villar dijo...

Querido Alberto:

Cuando es un maestro el que opina, no puedo decir nada más.

Mil gracias por tu comentario, un honor y un placer leer tu aportación.

Un saludo.

Roberto dijo...

Ángel, extraordinariamente interesante todo lo que se ha discutido aquí, y da para pensar un buen rato antes de poder aportar algo más.
Te cuento algo en otro sentido: yo tenía la impresión de que estabas muy feliz en tu posición actual en la empresa de la que a veces hablas. Por esa razón no te imaginaba distribuyendo CVs (con mayor o menor suerte, según la foto) en otras empresas.

Un abrazo desde Buenos Aires.

Víctor dijo...

Ángel, muy divertido lo que cuentas, y tremendamente ilustrativo!! :-)

En relación con el debate que se ha suscitado, te doy mi opinión. Los que trabajamos con traje sabemos de sobra que la vestimenta no hace a la persona (pues en finde no lo llevamos, y somos el mismo sujeto que durante el resto de la semana). Ese no es el problema. El problema es que cuando te encuentras en la situación de contratar a alguien, tienes que realizar una valoración rápida y prácticamente a ciegas de dos factores: la aptitud, y la actitud. Y un CV habla de las dos cosas, y no sólo de la aptitud como la gente suele pensar. Coincido con lo que dice Alberto más arriba.

Yo no me dedico a RRHH, pero soy un autónomo.. y eso significa que lo mismo me toca instalar una lámpara en mi despacho, que seleccionar a una persona para que trabaje conmigo. Y la experiencia me ha enseñado que es más importante la actitud, que la aptitud. Desgraciadamente, la formación de los jóvenes suele ser -en general- bastante deficiente (como consecuencia de un sistema educativo que, en gran parte, es responsabilidad de la misma persona que 23 años después se nos ofrece como alternativa de gobierno..), pero ese lastre de origen se puede superar cuando la persona en cuestión tiene una actitud positiva y ganas de aportar su esfuerzo a la empresa. Se puede enseñar a trabajar bien a una persona que está dispuesta a aprender. Por el contrario, una persona con una actitud negativa, o pasiva, o más preocupada de lo que vaya a recibir en lugar de lo que pueda aportar, por más aptitud que tenga difícilmente podrá integrarse bien en la mecánica de trabajo de una empresa, que siempre es particular y cambiante.

En la práctica, sólo se puede saber si una persona vale o no para una empresa cuando lleva unos meses trabajando en ella. El CV, o la propia entrevista, sólo dan unas pistas. Y a mí, personalmente, un CV donde aparezca la foto de un tipo en chandal ofreciéndose para un puesto en el que deba usar corbata, me da una pista pésima sobre su actitud. No digo que fuera a ser un dato determinante, ni que yo no pudiera estar equivocándome en la valoración de ese dato (por ejemplo, en tu caso y por lo que ya te conozco, claramente me estaría equivocando), pero... en el difícil proceso de comparación y elección, se llevaría un punto negativo!

Un abrazo

Myriam dijo...

Querido Ángel, yo también estoy de acuerdo contigo en todo lo que relatas. La foto y el aspecto físico, nos guste o no, es un factor de suma importancia cuando de aprobar un proceso de selección se refiere.

En lo personal también me ha llegado a pasar como a ti. Tengo mi perfil laboral en LinkedIn y "de repente" me salen algunas oportunidades de trabajo pero sinceramente yo dudo, no sé si me estoy explicando. Estoy tratando de dar otra cara de este problema. Suele suceder, en el otro extremo, (quizá por ser mujer) que te contactan para proponerte algo y uno piensa: si pero ¿realmente por qué?.

En fin, que si yo tuviera un hijo y revisara CV's para contratar a alguien que lo cuidara, definitivamente importaría su trayectoria pero también la cara. Ni hablar, es un aspecto importante que no debemos señalar negativamente.

Besos y abrazos.

angel lago villar dijo...

Querido Roberto:

Y así es, estoy plenamente realizado y contento en mi empresa.
Como comente son redes sociales en los que para ingresar tienes que aportar tu CV; no es que quiera cambiar o buscar trabajo. Esa es una opción pero hay muchas más: compartir experiencias, aportar ideas....
Un abrazo,

angel lago villar dijo...

Querido Víctor:

Muchas gracias por tu aportación que ha añadido más datos y la ha enriquecido.

Estoy plenamente de acuerdo con lo que expones y como se ve es la opinión mayoritaria. Por algo será.

Un fuerte abrazo, amigo.

angel lago villar dijo...

Querida Myriam,

Como hemos estado comentando, esa es la realidad y aunque la conciencia y los valores nos indiquen otros caminos....la realidad es la que es.

Un besote bien grandote.