Datos personales

Mi foto
Spain
Un tipo que le da a la vida el toque de humor imprescindible para vivirla.

viernes, 24 de agosto de 2012

ANITA

     Encontré a Anita en mi último viaje a Asturias, nos dimos un beso, nos sentamos, ella se pidió un agua y yo un té verde...
     La situación era igual que otras veces que habíamos quedado para vernos después de tanto tiempo; todo era igual, excepto que, esta vez, un pañuelo cubría su cabeza ocultando su calvicie. Estaba calva por la quimio; después de extirparle un tumor en un pecho.
   
El camarero se fue a por las bebidas y me parecía estúpido hablarle de la crisis, de la presión laboral, de los objetivos...
Ella me miró y sus labios esbozaron una sonrisa.

Anita se levantó, me abrazó muy fuerte -muy, muy fuerte- y acercando su cara a la mía, me susurró al oído:
"Ángel, vive la vida, vive la vida. No te preocupes por tonterías, disfruta de la Vida"

Son consejos que todos hemos oído, pero fue ese abrazo, esa fuerza que tenía. Esa sensación que sentí en cada poro de mi piel. Ese mensaje que me transmitía desde el interior de su alma y que llego a lo más profundo de la mía.

Sí, sentí que no era algo material, era espiritual.
Ella quería transmitirme el mensaje desde su corazón al mio. Y así lo sentí.

Estuvimos abrazados unos minutos.  Yo queria darle toda la fuerza y el ánimo.
Pero ella, no queria apoyo ; ella queria que toda la gente se diera cuenta de que solo hay una vida. Ha hecho de ello su objetivo. Su razón de vivir.

En ese momento, pensé que, quizás, si todos tuvieramos cancer nos dariamos cuenta de la cosas realmente importantes de la vida.
Puede que sea radical, o no sea correcto decirlo, o sea un tabu...pero los ojos de Anita eran de felicidad, estaban llenos de vida, de una nueva vision...

No se cuanto tiempo le quedará, no se si es curable o incurable. No lo se, Anita, no lo se. No hablamos de ello.
Es jodido que alguien se muera.

Han pasado dos meses, y todos los días me acuerdo de Anita, de su abrazo, de sus ojos, de esa fuerza. He tenido problemas en estos dos meses, como todos...pero he mirado a mis hijos lo grandes que están y las risas que se echan.
He discutido con mi jefe...pero todos los días mi mujer me da un beso de buenas dias cuando nos despertamos.
Tengo que cambiar el baño de casa que gotea al vecino...pero hoy he corrido 15km y me he sentido genial.
La casa está hipotecada...pero no hay nada como una cervecita en la azotea al atardecer.

No tengo la fuerza de Anita, no tengo esa mirada...pero, de verdad les digo que apaguen su ordenador, miren a su alrededor, abracen a quien tengan a lado, digan "te quiero", corran, respiren, vivan...¡¡¡Disfruten de estos momentos!!

Saben que todas las entradas las hago desde el corazón, pero esta la hago desde el alma.








7 comentarios:

Ligia dijo...

Maravillosa tu entrada. No nos damos cuenta de lo que necesitamos hasta que nos pasa una cosa así. Abrazos

Roberto dijo...

Muy importante lo que nos cuentas, Ángel. Es para leerlo varias veces hasta que lo aprendamos cabalmente.

Un abrazo.

Myriam dijo...

Si, es buenísima esto que dices pero lo malo es que muchas veces nos detenemos mucho tiempo a pensar en "el que dirán" los demás si nos comportamos así de espontáneos en el día a día. Eso nos debería importar un comino y simplemente hacer lo necesario para ser felices.

Y claro, hay que pensar en los deberes y pendientes, pero nadamás un rato y ya luego dedicarse a ser felices el resto del día.

Amigo, voy a tomarlo muy en cuenta, hay que reirse más y preocuparse menos.

Te mando un abrazo bien grande desde acá y otro también a tus lectores.

V. Berdial dijo...

Bravo Angel... uno de los mejores post que he leido nunca... Bravo!!

Víctor dijo...

Muy buena entrada Ángel, y muy oportuna. No debemos olvidar nunca que nuestro tiempo es muy limitado, y aprovecharlo en consecuencia.

Un abrazo

angel lago villar dijo...

La subida del IVA nos hará más pobres...pero tener amigos como ustedes no hay dinero que lo pague.

Muchos abrazos y sean felices.

Luci dijo...

Me has dejado sin palabras Ángel...casi con lágrimas en los ojos...tienes razón, el nudo que tengo ahora mismo en la garganta lo confirma,...miremos todos con los ojos de Anita, seamos más felices, hagamos más felices a los demás...

Un beso.